Guiso de Gallo de Mos

3 horas

2 Comensales

Hablando de...

Durante ocho meses pasea altivo y majestuoso, alimentándose de pasto, cereales ecológicos y lejos del mundanal ruido.

El Gallo de Mos es una especie protegida, reconocida como raza autóctona, y su esmerada alimentación le confiere una carne exquisita y de gran calidad.

Su historia más reciente podemos iniciarla en el año 1936, cuando comenzó un programa de recuperación de la raza. Se le dio el nombre de “Mos” ya que fue en la parroquia de San Xiao de Mos, en el ayuntamiento de Castro de Rei (Lugo), donde se compraron los primeros huevos para incubar y realizar el proceso de uniformidad de la raza.
Su cría es en total libertad, en amplias fincas acotadas, donde campa a sus anchas durante sus ocho meses de vida. Su alimentación es exclusivamente con pasto, excedentes “de la huerta” y cereales ecológicos.

Por tanto, posee una carne tierna y jugosa, con bajo nivel de grasa, dando un sabor intenso en la mesa. Un ave de gran calidad que es garantía de éxito en la cocina.

Guiso de Gallo de Mos

Pasos

  • Cortamos el gallo en trozos medianos, le sacamos la piel (esto según gustos, nosotros lo hacemos con la piel) y salpimentamos.

  • La cebolla y el pimiento lo cortamos en trozos más bien finos y las patatas en trozos grandes.

  • Enharinamos las piezas y las freimos para sellar la carne (de manera que se haga pero no seque). Reservamos.

  • Cogemos un mortero y hacemos un   majado con el pan tostado, las yemas de huevo, un poco de perejil picadillo, los dientes de ajo picadillos, una pista de sal y las hebras de azafrán. Machacamos todo hasta conseguir una pasta homogénea.

  • Ponemos una cazuela apropiada, le añadimos un chorro de aceite y vamos dorando la cebolla y el pimiento. Doramos y después le agregamos el tomate rallado en un   rallador, esperamos la que reduzca el tomate (más o menos unos 5 minutos). Bajamos el fuego y añadimos el pimiento, el comino que rehogamos y mezclamos durante un par de minuto.

  • Añadimos a la cazuela el gallo y el líquido de la sartén que habíamos reservado. Esperamos la que hierva y añadimos el majado del mortero, el tomillo, el orégano, el perejil. Hecho esto, incorporamos el brandy y flameamos y a continuación añadimos el vino y esperamos a que se reduzca. Añadimos agua hasta cubrir la carne. Tapamos la cazuela, esperamos que hierva, rectificamos de sal y lo dejamos hirviendo a fuego muy lento por espacio de 2 horas y media.

  • En el tiempo que esté el gallo en el fuego vamos preparando la guarnición. Ponemos la sartén a fuego medio con un chorro de aceite y doramos las patatas. En cuanto estén todas doradas las incorporamos a otra cazuela, le añadimos un poco de la salsa del pollo, salpimentamos y dejamos cocer por espacio de unos 2 o 5 minutos o hasta que estén bien cocidas.

  • Pasamos la salsa del gallo por el pasapuré y la reducimos hasta conseguir una salsa homogénea. Terminado el plato emplatamos y servimos el gallo acompañado con las patatas y listo de comer.

Sugerencias

Cocinara a fuego lento. Se calculan 30 mín. por kilo de carne.

Ingredientes

  • 1/2 gallo de Mos

  • 2 tomates

  • 1 cebolla

  • 3 dientes ajo

  • 1 pimiento

  • 4 patatas

  • 1 copa   brandy

  • 1 vaso vino albariño

  • Aceite de oliva

  • 4 rodajas pan tostado

  • 2 yemas de huevo cocido

  • Azafrán

  • Cucharadita pimiento doce

  • Cucharaditas comino molido

  • Agua

  • Perejil, Tomiño y orégano